El vino es cultura

El Presidente de la Cofradía Vitivinícola de Chile, Felipe Desolminihac conversó con Carolina Jorquera y Carlos Ibarra sobre la situación vitivinícola actual y sobre la historia del vino en nuestro país.

La cofradía del vino es una organización cultural, que nace en 1993 creada por dos hombres insignes del vino en Chile, Ruy Barbosa y Alejandro Hernández; quienes formaron un grupo de profesionales del vino, todos ingenieros agrónomos enólogos que hubiesen recibido la distinción máxima que otorga la Asociación de enólogos.

Felipe Desolminihac, comenta que el objetivo de la Cofradía vitivinícola es promover y defender la calidad del vino chileno, “hacemos diferentes actividades durante el año y algunas son solemnes donde tenemos una tenida muy chilena, con un sombrero negro y una capa; que es nuestra tenida de gala”.

“Tenemos una actividad, que me encanta, que es la Tertulia del Vino Antiguo, consiste en que los cofrades llevan a una mesa vivos antiguos, que tienen por lo menos 20 años, los degustamos y los comentamos en una tertulia abierta”.

El Presidente Cofradía Vitivinícola de Chile, indica que el vino nace de la uva, esa es la base para tener un buen o mal vino, “en general ojala nunca tuviéramos un mal vino; en Chile con la tierra, el clima y la gente es más difícil producir un mal vino”.

Explica que algunos vinos se hacen para guarda y otros para ser consumidos más jóvenes. “En Chile en general lo que nosotros llamamos varietal, significa que pertenece a una variedad de uva. Luego es vinificado  de la manera correcta, que puede dar un buen vino, pero de consumo más rápido, que no está hecho para envejecer. Son vinos muy aromáticos, que representan los aromas y sabores de la cepa”.

Desolminihac indica que existe una vinificación especial de la uva, para tener un carácter especial, para que tenga potencial de guarda. “Las maderas en el vino tienen carácter por ser constitución con sustancias aromáticas y saborizantes, que con el tiempo le van a traspasar esas sustancias al vino. El trabajo del enólogo es saber que maderas utilizar, para el vino que está haciendo”.

“El vino va a tener una vida que va a llegar a su punto más alto, después baja. Para saber cuándo llega a su punto más alto, es necesario probarlo”.  Felipe Desolminihac comenta que en general decían que los vinos chilenos no eran capaces de envejecer bien, “se dice eso porque los vinos chilenos tienen la cualidad de ser suaves y muy fácil de tomar cuando son jóvenes. Se cree que no tienen la capacidad de reserva, porque los polifenoles y taninos no son agresivos en un principio, eso es una falacia; los vinos envejecen muy bien”.

Agrega que una botella de vino tiene una historia, del origen de su tierra, de su clima, su suelo. “Tiene la trasformación más linda de la bioquímica, que es la fermentación alcohólica, es un fenómeno espectacular, donde se transforma el azúcar en alcohol y luego en vino”.

“Para mí esto es como una línea de tren, por un lado va el vino y en la otra línea va la comida; amos tienen que llegar a un fin que es darle placer al hombre. Para mí las dos cosas están para complementarse”.

“Conocer los orígenes es fundamental, el vino es cultura y mientras más culto sea un pueblo, más se va a preocupar del origen de las cosas. Chile es una nación muy fértil, que tiene muchas bondades de suelo, de clima; es un país extenso con tanta diversidad que nos permite cultivar la vida de norte a sur”.

El Presidente Cofradía Vitivinícola de Chile, señala que la gente es la medida que va conociendo la industria vitivinícola, es cultura. El degustar vino, es probar con atención y darse cuenta de lo que uno va aprendiendo. “Hace 40 años atrás el vino en Chile se consumía de forma masiva, con envases difícil de ser sellados”.

Felipe Desolminihac indica que “en Chile actualmente se consume un promedio de 15 litros per cápita al año,  que es muy bajo para un país vitivinícola. La calidad del consumo va aumentando, es decir que se consume el vino envasado de mejor calidad, con un precio mayor”.

“Para aumentar el consumo, se tiene que enseñar de la educación básica, enseñar el origen de las cosas y eso nos va a llevar al conocimiento de lo que nos ofrece el mercado. El aumento de la gastronomía en Chile, nos ha ayudado a que el vino esté presente en la mesa”.

Fuente: Portal del Campo

Anuncios

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s